Image Hosted by ImageShack.us




Querido Y Viejo Tigre Que Duerme:

lunes, 1 de junio de 2009

La vida es dulce

Es dulce vivir, mirar alrededor y ver vida, por todas partes vida, una calle llena de gente que camina, habla, se ríe, piensa y hace innumerables cosas. Están en este mundo por algún motivo, pero el motivo es lo de menos (hoy, en cualquier caso). Lo importante es vivir.

Cada día tengo más claro que la ambición en la búsqueda de la felicidad es un freno a la hora de conseguirla. Suena a imbecilidad, pero yo siempre fui la de las metas altas, la de los retos imposibles, la que siempre quiso llegar más allá porque resultaba que todas las cajas de regalo que recibía estaban vacías, indefectiblemente vacías. El freno me lo puso la propia vida, las propias circunstancias. También soy de las que piensan que hay manos invisibles guiándonos por ciertos caminos así que... tal vez no es extraño que esté ahora en el punto en el que estoy. "Back to basics", como dirían por los países angloparlantes. Un retorno a lo esencial, que no es más que recuperar el contacto de los pies con el suelo, importante es sentir la dureza y firmeza del mismo, y darse cuenta de que, después de todo, las cosas no son tan horribles como suelo imaginarlas y que, cuando la vida se me cruza y decido ir a dar un paseo con ella, suelo volver renovada de la experiencia y con ganas de más. Con una idea muy distinta de la que normalmente mantengo. No está tan mal, después de todo: la vida es dulce.

En ocasiones no, y eso también lo sé. De sobra lo sé. Pero hoy no quiero pensarlo. Funciono por impulsos. Eh. Impulsos meditados, si es que existe tal cosa.

Tengo ganas de que llegue mañana para bajar a la orilla del río, tumbarme y sentir el calor del sol en la cara...

1 comentario:

Eliufus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.