Image Hosted by ImageShack.us




Querido Y Viejo Tigre Que Duerme:

miércoles, 14 de febrero de 2007

Todo está interconectado

Tengo una buena cantidad de tiempo libre y una curiosidad que quizás sea una de mis mejores características. Cada cierto tiempo me sucede *algo* -una conversación oída a medias, una frase en un libro, el nombre de un escritor/músico/personaje de ficción que comienza a aparecérseme pidiéndome atención- y entonces -sin remedio- me sumerjo en una búsqueda apasionada de la mayor cantidad de información acerca de *eso*, eso que se ha convertido de repente en mi nueva afición, en mi nueva obsesión, en mi pasión de hoy. Y cada vez es como acceder a un microcosmos lleno de novedades, de noticias que se van interrelacionando en una forma casi mágica por el camino. Y me complace observar que hay orden en el caos y que lo único que se debe hacer es buscar las piezas del puzzle en distintos lugares y solamente tener la paciencia de montarlo. Y me siento como Sherlock Holmes -mi nuevo héroe del mes-, armada con una lupa metafórica, buscando nuevas piezas y ordenándolas de diferentes maneras en mi cabeza hasta resolver el enigma.

Sí, porque mi cabeza echaría humo si no estuviese constantemente ocupada con este tipo de trabajo que, voluntaria y apasionadamente, me impongo. A pesar de que las informaciones sobre las que me lanzo ávidamente no tengan, en realidad, ningún tipo de utilidad práctica, es ésta una manera de alejar de mí la locura. Y es una forma hermosa, debo decir, porque me complace confirmar cada vez que todo en el mundo está maravillosamente, bellamente interconectado. Quizás sea éste uno de los clavos a los que me aferro con más fuerza y que me salve la vida en un futuro. O quizás no sirva para nada, para absolutamente nada pero, ¿importa eso si al final todo esto me sirve para alejar de mí a mis fantasmas?

1 comentario:

El espejo dijo...

Yo creo que te acercás a la locura para alejarte de los fantasmas. Es como dice el título de este sitio: al principio era el caos.

También al medio y al final. El caos es ese orden que usted dice. Peor aún el único orden posible. Todo lo otro es un desorden sin pies. Sin cabeza.

Como los fantasmas.

[Abrazo]