Image Hosted by ImageShack.us




Querido Y Viejo Tigre Que Duerme:

domingo, 8 de abril de 2007

A perfect day for Bananafish

Este cuentito donde, ya se ha dicho muchas veces, aparece Seymour Glass por primera y única vez –a pesar de poder sentir su presencia flotando por ahí en muchos otros rincones-, un Seymour Glass que, como el propio Salinger dice en otra parte, habla, camina y se pega un tiro, ha sido ya comentado un montón de veces. Pero son los detalles, de nuevo, y siempre en Salinger, los detalles:

-El libro de poemas en alemán que Seymour regala a Muriel a pesar de que ella no conoce el idioma.
-Lo que hizo con esas fotos tan bonitas en las Bermudas (¿qué sería? ¿Las recortaría, las quemaría, dibujaría bigotes en las personas? Con Seymour nunca se sabe...)
-Su “extraño asuntillo” con los árboles.
-Lo que trató de hacer con el sillón de la abuela (de nuevo, ¿qué intentaría el bueno de Seymour?)
-La historia de los pobres peces plátano.
-...

Y, en fin, tantas cosas que te dejan pensando sobre Seymour. Y quizás el hecho de que se pegue un tiro es sólo una anécdota, como el último haiku que hubiese escrito, en el conjunto de su vida. Porque la muerte sólo es un tránsito, y sospecho que Seymour lo sabía bien; pero la vida, esa vida de Seymour, quién fue Seymour en realidad, eso es lo que al final me gusta de él, o lo que realmente quisiera saber. Y confieso sin pudor que me hubiese gustado tener a un Seymour en mi vida, con su presencia flotando por ahí en los momentos más insospechados.

Siempre me lo he preguntado: la señora que quizás se esté tiñendo el pelo o haciendo muñecos para los niños pobres, ¿será la Señora Gorda de Seymour? –Para algunos, para mí, una de las figuras mitológicas más interesantes-. Sí, sí, ha de ser ella. Estoy casi segura de que es ella.


Sigue Uncle Wiggily in Connecticut. Elija su
camino:

-1234567891011121314-

2 comentarios:

Demasiado Indie dijo...

¿Te puedes creer que hasta que no he leído este post no me he dado cuenta de que se trataba de "ese" Seymour? Es que me leí los nueve cuentos antes que "Franny y Zooey"... comparto, con mucho, tu interés por la señora gorda

x dijo...

empecé a leer a buddy gracias a
la recomendación de un amigo. no pude parar. lei los 4 únicos libros. en esa época pensaba que la literatura era mi religión. un día me ocurrió algo curioso. estaba en el baño dandome una ducha y súbitamente me vino a la cabeza el diario de seymour que está en levantad carpinteros... creí en ese momento (y lo sigo creyendo ahora) que debía compartir la certeza de que ese diario debia ser leído por alguien más ahora. llamé a mi amigo (no habia nadie más que comprendiera mi locura) y le dije. lee esto ya. pagina tal, libro tal. no recuerdo si salí mojado de la ducha o esperé a terminar de bañarme. nunca olvidé esto.
Ariel.
http://vermasvidrio.blogspot.com